Este blog ha sido abandonado. En 15 segundos se te redirigirá a mi nuevo sitio en internet: www.ftejada.es

5.5.09

5.V.09 2:33

La canción de Mecano sobre Dalí. Desgarro de nubes y nervios de sangre palpitantes. Los genios crean. Son tantas emociones juntas. Sombras en la cocina, la belleza de la voz y la luz derramada por la mesa. El pincel vibrando con pasión, haciéndole el amor al lienzo, acariciado por el genio, Eugenio Salvador Dalí. Surrealismo de sueños, pesadillas, subconscientes delirantes ante la magnificencia del nuevo mundo, el orgullo de la especie humana, desenfreno, horizontes utópicos sobrepasados. Cosas, objetos, lápices de grafito arañando las mesas de una escuela obsoleta. Amores que matan e ilusiones que resucitan, dolores que nunca mueren, recuerdos que acompañan hasta el borde de la almohada, sí, Perales. Un garabato para la entrega, algunas personas de lejos pensando en mí, temiendo mis reacciones irracionales. Laura, serena, altiva, grande. Nieves, dulce y fuerte. Ella es dulce y veneno. Canciones en la noche volando por la ventana, insectos que pican a la bella durmiente en su hormiguero de cristal. Cerámica blanca, adobe y látex en una orgía pornográfica de la revista AV. Delirio, cansancio, sub, sub. Cuando nadie me ve, puedo ser o no ser. Soy libre de serlo ¿eh, Alejandro? Y desde su busto de María Luisa entre mujeres y ángeles me observa con asombro; reverencia al maestro que me enseñó a encontrar la belleza en el dolor del corazón. Amantes; amantes de la belleza desde la tristeza. Ciudades, Sevilla, Estepa, Londres, Algeciras, Barcelona, Turín... tantas calles, tantas noches, tantas palabras que ya nada tiene sentido si no está debidamente referenciado por etiquetas o meta-algo. Pies y manos, ombligos mirando a través de la ropa desgastada, deformada ya tu piel en los años ricos, durante las vacas, que son siempre. Ya no hay nada en lo que creer, sólo queda perderse y saltar al vacío. Rollos blancos y rayas que rayan el aire y las neuronas. Sabina y el horizonte de Pavía como último reducto de mi ser, mi escondite de esta vida número última. Tantas veces intentado y tantas veces abandonado, siempre dejado. Mi compañera solitaria de la vida. Objetivos rojos, marcos negros. Todo blanco es más moderno. Sopas de diseño, letras descoloridas por el sol, cristales rotos y puertas sin jambas. Frutas podridas con gusanos trepadores que se empeñan en triunfar. Éxito, exit; gracias maestro del límite infinito hasta lo más profundo de un ser ininteligible para el resto, incomprendido siempre y alabado más. Poesías sin rima ni sentimiento, mentiras de cemento para alegrarte la vista y a ellos los bolsillos. Pavía. Sevilla, lugares. Espacios y tiempos en los que se suceden las historias de mi mente, brotadas de mi ser. Inglés, frances, italiano. Español hablado y omitido, riquezas orales con olores humanos, ojos rotos sin gafas. Dolores en el cuerpo y mentes anestesiadas. Estrellas del rock triunfando en islas abandonadas, personajes sin carisma ensalzados con pimienta. La vida es bella después de la muerte. Ondas y redes que nos pescan sin anzuelo. Palabras sin sentido...

Bárbaro, soy un bárbaro.


he delirado un momento
de cansancio
de tristeza
de alegría
de contradicciones
en realidad me gustaría ser en este estado
como estoy ahora
sí, así
pero si duermo moriré hasta la próxima noche

2 comentarios:

Ingenuidadeser dijo...

Brotes, brotes, brotes, brotes... brote impredecible.

Tejada dijo...

...brotando desde la obscuridad

Publicar un comentario

Por favor, intenta utilizar una escritura correcta y clara.