Este blog ha sido abandonado. En 15 segundos se te redirigirá a mi nuevo sitio en internet: www.ftejada.es

21.1.09

Diálogo entre Manuel Vilas y Antonio Lucas: ¿Una nueva poesía española?

Sevilla. Biblioteca de Cruz y Ortiz. He visto al Cangrejo y a Ms. Dalton Trompet. Se han sentado en la última fila y no llevan el amarillo como emblema. Vienen de incógnito. Les he saludado tímidamnte y he dado un rodeo sin querer internarme directamente en ese grupo de personas aparentemente cultas y vestidas con colores oscuros. Un anciano parece el más alegre y joven, y los estudiantes que hay a nuestro lado están un poco... flipados de que en mitad de la biblioteca donde ellos suelen estudiar se esté produciendo un evento como este, o sencillamente un evento.

Están con las presentaciones... todavía no hay poesía, y por eso escribo sin escuchar.

Uno de los dialogantes, el mayor, acaba de decir que la literatura debe adaptarse al tiempo. Ha habido un cambio en la sociedad española, en el mundo, y la literatura debe responder a esto y adaptarse.

Ahora habla el joven. Habla de internet, de las nuevas tecnologías y las relaciones y formas de interactuar y sentir que han aparecido. Y que han pasado. Estamos en una era post. Postindustrial, post moderna, postporno... La incertidumbre es lo que caracteriza a nuestro tiempo...

Creo que voy a escuchar...
"Yo escribo para seducir"

Leyeron ambos algún poema, y dialogaron sobre el mundo, la literatura, el ahora, los hombres y su forma de pensar. Manuel Vilas viejo, obsesionado por la muerte, viendo la realidad desde fuera, sintiendo en las incursiones que realiza a veces y creando atmósferas con sus poemas, y expresándose con frescura, sencillez, ironía, y esa actitud que da el tiempo y la experiencia, el estar por encima de formalismos, el poder hablar de cosas en apariencia secundarias pero que componen la estructura, el esqueleto de nosotros mismos, de nuestro mundo, de nuestro tiempo.

Antonio Lucas joven, inexperto, perdido en formalismos y complejidades formales, expresando intenciones más que emociones, dando rodeos y llegando oscuramente a alguna parte perdida en la mente, como un sueño en el que no sabes bien lo que recuerdas, sombras. Él mismo se definió como más oscuro, creo recordar; más oscuro que Manuel.

Es curioso comparar a ambos, al menos en lo que conozco de ellos, que no es nada, es sólo lo que vi y escuché anoche, lo que me transmitieron e hicieron sentir. Antes no sabía que existían, nunca les había leído. Pero es curioso ver cómo el joven se hace viejo desde dentro, por querer ser, por entender que para ser bueno se ha de expresar con forma compleja. Y como el viejo se hace joven y cercano al entender con su experiencia que la forma es la envoltura de la emoción, que las letras son el camino, el modo, el medio de hacer llegar al lector, al poeta pasivo, lo que uno siente. "Yo escribo para seducir".

Es curioso ver cómo el viejo habla de nuestro presente desde el presente evocando al presente, sirviéndose de lecciones del pasado; y cómo el joven habla del presente desde el presente evocando al pasado, sirviéndose de lecciones del presente. También es curioso cómo el joven se sigue preguntando por el amor, y cómo el viejo se ha resignado, y habla del amor al coche cuando ve cernirse sobre sí la sombra de la muerte.

He pedido un libro de Manuel Vilas, Resurrección. Antonio Lucas no me llegó.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Leeré algo de Manuel Vilas cuando medianamente tenga un poco de tiempo para lecturas personales, porque ahora solo puedo leer ensayo, ensayo, más ensayo, teorías...mierda de vida!
Qué bohemio te has vuelto yendo a lugares tan recónditos, no? Son los típicos lugares oscuros-o quizás no-, donde va gente solitaria en busca de...no sé qué buscan, la verdad.
Cuanto más viejos son l@s escrit@res, mejor, creo yo.

Por cierto, me encantan tus gadgets, como el de la pecera! yo nunca consigo que me salgan, y es que no se donde tengo que poner la url, nunca me deja!
1 besito!
Isa

Tejada dijo...

Estoy recuperando una parte de mí que tenía olvidada y enterrada, en parte voluntariamente. Me gustan los sitios oscuros y la gente bohemia con pasado oscuro y mente intrépida, aunque esto sucediese en una biblioteca.

El gadget de la pecera es de eBouman

Besitos pequeña separatista

Cangrejo Pistolero dijo...

Lo sabía. Estabas allí! Este martes nos saludamos, eh? No estaba seguro de si eras tu, por eso no te dije nada.
A mi también me llegó únicamente Vilas. Intentaremos que venga a Las Noches del Cangrejo. Creo que allí puede sentirse como pez en el océano.

Tejada dijo...

Estaba, y nos saludamos.

Son varias semanas sin perro, varias semanas con exámenes. A ver si el tiempo me deja pronto cambiar exámenes por perro.

Publicar un comentario

Por favor, intenta utilizar una escritura correcta y clara.