Este blog ha sido abandonado. En 15 segundos se te redirigirá a mi nuevo sitio en internet: www.ftejada.es

24.12.08

Poesía erótica

Noche inolvidable, de descubrimientos, tanto de lugares como de personas, hechos, emociones, ambientes... noche de poesía, erótica. Donde el erotismo es la sensibilidad llevada al límite. Realmente lo recuerdo todo en blanco y negro, menos el amarillo del Cangrejo. Recuerdo grises hasta sus ojos azules y su pelo. Su sonrisa lo iluminaba todo. Su timidez era cálida. Decenas de admirables personajes eruditos marginados de la sociedad, desarraigados, me rodeaban, compartían conmigo aquella noche de fragancia en las palabras. Esa noche algo cambió en mí; pude sentirlo, en aquél lugar oscuro con letras por las paredes, recién horneado. Algo ocurrió dentro como réplica de lo que ocurrió afuera. Y recuerdo a Sabina y pienso en ignorarle cuando dice: "al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver".

6 comentarios:

Cangrejo Pistolero dijo...

A mi me encanta Sabina, y estoy de acuerdo contigo en lo de la cita, pero Las Noches del Cangrejo nunca son igualers, así que hay que volver, para seguir teniendo momentos a los que seguro, nunca volverás porque ya pasaron.

F. Tejada dijo...

Volveré. De hecho nunca me he ido porque pienso mucho en lo mágico de todo aquel lugar y de las personas que lo componen. Con tus noches estoy recuperando la ilusión que estaba perdiendo. Gracias Cangrejo Pistolero

Anónimo dijo...

es "no debieras tratar de volver"

Tejada dijo...

cierto... :)

gracias Anónimo

i (latina) dijo...

Es un texto muy bonito, Tejada. Las letras de Sabina hay que disfrutárselas todo lo que se dejen, que es mucho, pero tampoco hace falta hacerle caso. ¿Sigues yendo al Cangrejo? qué raro se me hace todavía (soy bloggera novata) esto de encontrarse por Internet. Un beso.

Tejada dijo...

Gracias, sales tú.
No. Ya no voy. Antes de venirme a Italia tampoco iba; por circunstancias.
Es raro, la verdad, y más en un espacio del pasado como este post. Un lugar olvidado por tanto tiempo. Pero al menos te has vuelto a cruzar en mi camino y eso, cuanto menos, es agradable.
Un beso.

Publicar un comentario

Por favor, intenta utilizar una escritura correcta y clara.