Este blog ha sido abandonado. En 15 segundos se te redirigirá a mi nuevo sitio en internet: www.ftejada.es

21.10.08

21.X.08 Cenizas

Usar el blog para desahogarse no es tan malo ¿no?

Cientos de horas entregadas a una causa muy dura, luchando por miles de compañeros, día a día, buscando lo mejor, lo más justo para ellos, enfrentándote con tiranos, ogros, personas con coeficientes altísimos, tanto intelectuales como de infelicidad. Inteligentes infelices, odian todo cuanto tocan. Ahí estamos, luchando contra ellos, y sabiendo que a pesar de todo el tiempo, de todo el esfuerzo, nadie te lo agradecerá nunca. Porque siempre hay quien da más que tú, porque siempre hay quien aun haciendo menos consigue más, porque siempre hay quien... siempre hay alguien mejor, y sólo se ve al mejor. Eso lo sé, pero no me importa. No me importa lo que la gente opine, hago lo que creo correcto dentro de mis posibilidades.

En casa. Llegas y te encuentras a quien quieres con la música altísima, a pesar de que le has pedido varias veces al día durante muchos días que la baje, hasta la has bajado tú cuando ha salido. Encuentras luces encendidas sin motivo alguno, las apagas, y esa persona no se da cuenta, y lo vuelve a hacer. Encuentras a esa persona fumando, con un cenicero lleno de colillas, lleno de ceniza, en la puerta de al lado. Sabe que no soportas el olor a humo, sabe que te dan arcadas las cenizas y las colillas amontonadas. Dice que te quiere, es una persona tolerante, alternativa, respetuosa con el medio ambiente... pero, a pesar de haberte prometido que no fumará dentro, que saldrá a hacerlo, lo hace, y cuando llegas y todo huele a humo, a tabaco, cuando llegas destrozado de un duro día, y ves humo atravesando la puerta de tu cuarto, vibrando con la música que ensordece, cuando te encuentras con eso, ella te mira, y como si no se percatase absolutamente de nada te sonríe y te dice: "¡Hola!" en un grito ahogado por la música.

Entonces recuerdas los momentos en los que con el atrevimiento de una niña pequeña te ha echado el humo en la cara, y como la quieres, no dices nada. Pero después piensas,

¿me respeta tanto como dice?

2 comentarios:

La vida es un teatro dijo...

conclusión: cada uno va a su bola y somos sumamente egoístas.
pd: a partir de ahora duermo por las madrugadas y ya no padezco tanto insomnio, pero es que me envías unas cosas vía aire (que por cierto leo por la mañana) que me dejan estupefacta. jeje. es broma. muakk

La vida es un teatro dijo...

dónde estás?

Publicar un comentario

Por favor, intenta utilizar una escritura correcta y clara.