Este blog ha sido abandonado. En 15 segundos se te redirigirá a mi nuevo sitio en internet: www.ftejada.es

16.9.08

16.IX.08

No. Ya no. El pasado ha quedado atrás, en el presente ya no hay nada, sólo recuerdo. Ya no es nada, hoy lo he sabido, al estar cerca, a menos de un metro, al sólo interponerse entre nosotros una persona, una butaca. Su perfil afilado, sus ojillos como ametralladoras de puñales, su pelo, ennegrecido por alguna causa oscura... ya he comprendido que no es que ella ya no sea ella cuando era ella; sino que sigue siendo ella, eso es. Es ella. Y por eso ya no, no. Me alegro, me alegro de que las cosas sean así, me alegro de estar así, de ser así. Ya no me hace falta hablar, ya no me hace falta nada de ella. Estoy seguro, y estoy tranquilo, relajado, estoy bien. Estoy bien.

15.9.08

15.IX.08

¿Por qué me alegro? Sólo me ha saludado, "adiós". Una palabra, dos sílabas, un golpe de voz, cinco letras y una tilde, quizá exclamaciones, y una mirada; directa, profunda, como no había pasado en años. ¿Por qué? Suponía que no me importaría nunca más, ¿por qué me importa? ¿Por qué me ha afectado? No sé lo que he sentido, pero el sólo hecho de haber sentido algo ya niega aquella antigua afirmación. Ni siquiera sé si me gusta haber sentido o no, así que ni se me ocurre pensar en qué he sentido, por si acaso. Estaba diferente, diferente a como era cuando era diferente de como era. Y el sueño quizá quería decir algo. A ver cómo acontece todo, dejaré hablar al tiempo, ahora estoy dispuesto a escucharlo.