Este blog ha sido abandonado. En 15 segundos se te redirigirá a mi nuevo sitio en internet: www.ftejada.es

26.12.08

Relaciones

Muchas veces pienso en la utilidad de lo que escribo, en si cuento algo, en si a alguien le interesa. Si le llego a alguien. A veces pienso en que no escribo contenidos, sino continentes. Escribo estructuras, sistemas, envolventes, que podrían alojar cualquier cosa. Cuando escribo algo que no dice nada me gusta pensar que escribo espacio. Como en la Arquitectura. En Arquitectura con mayúscula no se crea objeto, sino que se crea espacio con objetos. Lo importante en mi profesión no es el muro que se define en un plano, ni el color del suelo, ni si en el centro del jardín va una lámina de agua o una losa de hormigón; lo realmente importante es el espacio que se crea con todo eso, es el resultado de la yuxtaposición de elementos simples; es eso que hace más a la suma de las partes que a las partes. La Arquitectura son las relaciones. Las relaciones que se crean entre un árbol y una ventana, entre una silla y la inclinación del techo, entre una lámpara de acero y una mesa de madera, entre un hueco y una melodía. Es todo aquello que el hombre pone. Es lo que el ser humano, sensible, crea, al relacionar lo que ve, oye, toca, huele, saborea; siente, percibe, sabe. Algunos textos, como algunas obras de arquitectura, son eso. No es lo que a primera vista hay, las palabras, las letras, las ideas; es todo aquello que nosotros, al leer, elaboramos en nuestra mente, lo que al unir los conceptos, las palabras, los sonidos de éstas, creamos. Es eso que no se puede expresar pero que existe, sabemos que existe porque lo sentimos, lo sabemos. No se puede expresar en planos, en palabras, en cuadros o esculturas. Sólo podemos construir, dibujar, esculpir, tocar, crear elementos que nos inciten a sentirlo; que susciten en nosotros una tensión emocional, a través de la sensibilidad, que nos lleve subjetivamente a aproximarnos a ello.

24.12.08

Poesía erótica

Noche inolvidable, de descubrimientos, tanto de lugares como de personas, hechos, emociones, ambientes... noche de poesía, erótica. Donde el erotismo es la sensibilidad llevada al límite. Realmente lo recuerdo todo en blanco y negro, menos el amarillo del Cangrejo. Recuerdo grises hasta sus ojos azules y su pelo. Su sonrisa lo iluminaba todo. Su timidez era cálida. Decenas de admirables personajes eruditos marginados de la sociedad, desarraigados, me rodeaban, compartían conmigo aquella noche de fragancia en las palabras. Esa noche algo cambió en mí; pude sentirlo, en aquél lugar oscuro con letras por las paredes, recién horneado. Algo ocurrió dentro como réplica de lo que ocurrió afuera. Y recuerdo a Sabina y pienso en ignorarle cuando dice: "al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver".

Poesía

Hacer poesía no es fácil. Durante un tiempo, corto, fui poeta. Y pensaba que me sería fácil dado que lo hice. Hace unos cinco años de la última que escribí. Y nada, no sé, no puedo. En aquel momento era más soñador, más ingenuo, más joven y más feliz. Veía las cosas con tanta facilidad, las simplificaba tanto que podía escribir sobre ellas. Y ahora no sé. He intentado hacerlo, para recitar en Las Noches del Cangrejo, pero no me sale. No, nada. Ni siquiera recuerdo la métrica, las estrofas, sólo veo una densa capa de polvo en mi memoria.

Me siento un poco frustrado. Supongo que insistiendo lo conseguiré, conseguiré recordar; aunque también pienso que la poesía no es sólo técnica, estilo... recuerdo que todo aquello lo escribí, en la mayoría de los casos, llorando. La letra de las originales es casi ilegible, con borrones, tachones, y el papel arrugado por las lágrimas que caían sobre él. Son tiempos oscuros, que mi mente ha enterrado. Años en los que sólo una palabra existía, sólo una idea: Macarena. El resto era humo. En aquellos tiempos yo podía escribir poesía desgarradora, buena para mi edad, texto con pasión, con sentimiento. Pero ahora no.

Asociar la poesía al amor es un error, pero en mi caso así fue. Sólo escribí poesía amorosa, cursi, melancólica... a lo Jose Luis Perales, a lo Bécquer, a lo Alejandro Sanz... aunque por supuesto más cutre. Era ese estilo, ese sentimentalismo, ese amor doloroso y pasional, platónico. Amor. Era amor. Creo que nunca volveré a sentir algo así, y en parte me alegro.

Para escribir hay que hacerlo sobre algo que apasione. Tengo que encontrar algo que me apasione e interese a la gente. El amor ya no, eso ya pasó. Ahora están la Arquitectura, el pensamiento, la realidad, la percepción. Son temas complicados de expresar en poesía.

Aunque también están los detalles; instantes, cortes diferenciales de una realidad, que me hacen sentir felicidad. Puedo escribir sobre eso. Sobre una caricia, un rayo de luz, un parpadeo, una sonrisa, una gota de agua...

22.12.08

Red

Siguiendo los pasos de mi gran amigo Alberludo, he intentado plasmar, de una manera similar a la que él utiliza, mis idas y venidas a ciudades que me han hecho evolucionar intelectualmente desde que tengo de eso.


18.12.08

P

Hay alguien a quien estoy conociendo. En realidad ya la conocí hace tiempo, pero es ahora cuando estoy conociéndola de verdad. Me escribe cosas bonitas, hermosas de verdad, cosas que no quiero olvidar nunca y que me están sacando, poco a poco, de mi estado de letargo intelectual, anímico y físico. Ella es P.

Es una chica de la escuela, alta, morena, muy guapa, muy elegante, tímida, y muy muy interesante. Cuanto más la conozco más quiero conocerla, más quiero ahondar en su persona, en su vida, siento mucha curiosidad, y cariño. Siempre le he tenido cariño, y ahora más.
...

12.12.08

Incontables

En Radiópolis, noventa y ocho punto cuatro...

...No vayas a creer lo que te cuenten del mundo, ni siquiera esto que te estoy contando. Ya te dije que el mundo es incontable. Lunes, jueves y sábado a las once y media de la mañana. Tambien en tres uves dobles punto contando lo incontable punto blogspot punto com. Puedes escribirnos a incontables arroba gmail punto com. Contando lo Incontable. Clara Morales e Irene Ferradas. En el control, Adrés.

11.12.08

Vacío



6.12.08

¿Querer es poder?

"¡¡¡¡Qué tontería!!!! Está claro que todos queremos hacer algo grande con nuestra arquitectura, hacer algo único, completo y exclusivo. Está claro que todos queremos incorporar belleza, tecnología, ecología, discurso y poesía a nuestras creaciones, nadie lo duda. Pero es que nosotros…. ¡¡HACEMOS!! El fruto de nuestro trabajo es un hecho y no una intención. Luego no basta con querer. Para poder hay que saber. ¿Quiere esto decir que sólo podemos querer (proponer) lo que sabemos hacer?: no, nada mas lejos de la realidad. Pero sí implica que debemos aprender sobre aquello que queremos poder hacer. Un profesional debe reciclarse varias veces a lo largo de su vida laboral. Cuánto más al comenzar a proyectar de manera integral.

No nos empeñemos en mostrar todo aquello que queremos hacer si no sabemos hacerlo. Y sobre todo, si no mostramos atisbos de nuestra intención de aprender a saber hacerlo. Porque ese es el proceso, la madurez y la exigencia aplicable al Fin de Carrera. Querer no es poder, querer aprender es poder hacer, al menos en esta profesión.
Querer aprender es poder hacer
blogs HTCA

4.12.08

Rojo

TSUYU. Empiezo con esa palabra nick/nombre/frase...
¿qué significa? ¿Quién eres?

Hoy es uno de esos tantos días que no tengo nada que contar, pero que quiero contar algo por sentirme mejor, porque me quiero sentir mejor de lo que me siento. Y no sé por dónde empezar. Me gustaría escribir cosas interesantes, profundas, cultas... textos con referencias a libros, canciones, obras de arte, a poetas, músicos, arquitectos... textos serios, que aporten algo. Pero, ¿cómo?

Pienso que quien hace esos textos es alguien que lleva mucho tiempo persiguiendo esa idea, luchando por ella, aprendiendo sobre ella, conociéndola; y que en un momento dado decide contar al resto de personas un porcentaje (no voluntariamente, sino porque no se puede transmitir todo) de su experiencia, de su conocimiento o creencia.

Yo no tengo nada de eso. No hay nada en mí que lleve persiguiendo, luchando, aprendiendo ni conociendo el tiempo suficiente. Más bien estoy empezando. Estoy empezando a hacer todo. Estoy empezando arquitectura, estoy empezando a leer, a hablar, a mirar. Estoy naciendo. Y no tengo ningún conocimiento que crea deba ser contado ni transmitido a nadie.

Una de las cosas que estoy empezando, que acabo de descubrir, es el color rojo. Había oído hablar de él, había visto, desde lejos, a personas de él. O al menos eso creía yo. Me estoy dando cuenta de que mi concepto sobre lo rojo era equivocado. Debo agradecer el poder estar en la universidad, porque esta experiencia me está enseñando lo más importante que voy a aprender en mi vida. Estoy aprendiendo a desaprender. Estoy aprendiendo a revisar mis creencias, a cuestionar hasta las cosas más básicas. Y estoy descubriendo un universo de opciones que dejé atrás sin ningún motivo. Volviendo al rojo. No fue ni una opción, porque nunca se me planteó al mismo nivel que otros colores, era algo del pasado, malo, y de lo que convenía no hablar. Ahora he vuelto atrás. Y el tiempo dice que toca revisar el color. Lo que yo creía que era el rojo, para empezar, no era rojo. El rojo de mi infancia y adolescencia era radicalidad, violencia, irracionalidad... y eso no es rojo. Es otros colores, pero rojo no. Me estoy dando cuenta de que muchas personas piensan lo mismo que yo pensaba, incluso personas que dicen ser rojas, o de color rojo. No sé si soy de color rojo. Sé que no soy radical, violento ni irracional. Y por tanto el rojo ya es una opción. Ahora debo seguir empezando a perseguir, luchar, aprender y conocer el rojo.
A ver si algún día llego a saber algo como para poder elegir
· · ·

2.12.08

JD en Orsini

Esto va para Juande. Somos gente muy ocupada. Anímate y no seas tan pesimista, el tiempo se dilata y contrae en función de las cosas que tengas que hacer.

27.11.08

27.XI.08

No me gusta esribir tanto. Quiere decir que hablo poco. Hablo poco con la gente, con amigos... y tengo que expresarme de algún modo. A veces puedo pasar un día entero sin hablar con nadie. Si no voy a clase o voy pero sólo a las teóricas; o si estoy haciendo una entrega, o duermo por la mañana, en tiempos extraños... pero lo raro es estar así ahora. Tengo conversaciones, sí; pero vacías. Es como si no las tuviese, como si hablase con el televisor, igual. Las tengo con gente que no me importa demasiado, o conversaciones "automáticas". No hablo de nada, no tengo nada que contar, o creo que no hay nadie a quien contarle lo que pienso. Es algo raro. Y ya dicen que no hay cosa peor que sentirse solo en mitad de una multitud. Así me siento. Y por eso le hablo al mundo. Por si alguien lee, y me gusta pensar que así es.

Mi actitud se basa en suposiciones, en hipótesis formuladas en estado somnoliento, que he llegado a creerme, que trato como leyes, y bajo las cuales sitúo a la realidad. Cuando no entiendo algo, hago una hipótesis y me la creo. Y así queda hasta el final de los tiempos. Debe pasar algo muy grave para que eso cambie, y la mayoría de las veces ya es demasiado tarde. Cuando no sé lo qe hacer no hago nada. Cuando no sé lo qe decir, no digo nada. Y espero que la solución venga de fuera. Me creí eso de qe el tiempo lo cura todo. Pero estoy viendo qe el tiempo pasa y esto sigue igual. Hay cosas qe me duelen mucho aunqe no lo parezca. Me gustaría tener siempre una peqeña manzana cerca de mí, son tan refrescantes...

Soledad. "Qué raro que seas tú quien me acompañe, soledad, a mí, que nunca supe bien cómo estar solo". Y esto va por el invierno blanco que aunque cada vez está más cerca cada vez lo siento más lejos. En Estepa nevó ayer, y en mí cada vez que pienso en Barcelona. No sé lo que hacer. No hago nada. Ya volverá todo a ser como era, o será como deba ser. "Y que sea lo que sea".

A esperar...

26.11.08

26.XI.08 Despertar

Dudas, sueños que hacen pensar, 10:15, no he ido a clase, pienso, pienso, pienso... sin moverme de la cama; mirando al techo. Dolor de cabeza, dolor de espalda, resfriado, mucho sueño. ¿La cama o la Escuela? Plan de Estudios. Me despierto. Nuevo Plan de Estudios. Recuerdo... un golpe me despierta de nuevo. Es mi mano que ha golpeado la mesa, he caído otra vez. A las 12:00. 12:00. 12. Mejor antes, ¿no? Mejor. Pero ve; ve ya. Ya. Cierro los ojos. Ha pasado un minuto en un parpadeo. Frío, calor, ropa, ducha, leche... acuérdate de sacar el cocido congelado de tu madre para almorzar. Descongelar; frío. Estufa, dormir. Cama. Nuevo Plan de Estudios. Ve. Ve ya. Ya. Reloj, tiempo. Taza, bostezo, sueño. Otro minuto. Coge el lápiz. Acuérdate de imprimir eso. Dibujar, imaginar, soñar. Otro golpe. Debo ir. Cierro los ojos. Minutos. Londres. Estación de Waterloo. La chica del móvil. Era española. Río. Despierto, un fuerte movimiento de cabeza. Gravedad. Dormir. El mundo se desmorona. Decídete. Levántate. Dúchate. Y ve. Agua fría recorriendo mi cuerpo. ¿O suaves sábanas acariciándolo? No. Ya no. 10:26. Minutos. Soñar, estar despierto. A la vez. Todo. No pensar. Dejarse pensar. Consciente anulado. Creencia en nubes rosas. Párpados pesados. Frío. Refugio. Ve. Ve. Nuevo Plan de Estudios. Ve...

Voy.

11.11.08

Sí que hace tiempo...

Somos tan pequeños. Quería escribir algo esta noche, y justo antes de hacerlo he pasado la mirada por el globo que tengo en la mesa. África. Debajo un timbre de bicicleta para Celia, por sus crèpes, un lápiz, un post-it con tareas irrealizadas, el MP3 cargándose para mañana, más pesado por la música que contiene, y un icosaedro de plástico verde con las caras numeradas. Hace años que no lo uso como dado.

Hoy ha sido un día raro. No he ido a clase, el tiempo ha pasado veloz; pero no he hecho nada en todo el tiempo. Tensión con Joe a punto de desbordarse, pero controlada. Sin lágrimas, pero con sangre en los labios. Por el autocontrol. Pero... nada, no sé si esto ha acabado, creo que no. También he visto al mar, iba con su hermana. Esta vez me ha dado pena, o algo así. ¿Podrías pasar por delante de una persona que has querido durante años y ni mirarla? Ella sí. Es tan fría, siempre lo fue; y ahora debe serlo más por el papel que interpreta. Tiempo; tiempo. Todo el tiempo de hoy para eso. Curioso, porque no es poco. Situaciones de extrema tensión con dos personas imprescindibles, cada una a su modo. Diría que tan improbable que rozaría lo imposible.

Me definiría como pasivo en el día de hoy, o ayer hace ahora cuarenta y tres minutos. Por fin he escrito en... no le ha puesto título. La memoria. He estado siete días leyéndolo y sin saber lo que escribir. Hace un momento lo he hecho, y de culquier manera. Creo que es mejor así, sin filtros, sin ataduras, hablando limpiamente desde el interior, sin las astillas que hace el carpintero al tallar la madera. I s a b e l . Tengo sueño. Hace tiempo que no te siento cerca. Hace tiempo que no me escribes con tus dedos cansados y la cabeza apoyada en la almohada. Tanto tiempo que no te veo que en mi mente careces de imperfecciones, sería incapaz de dibujarte, tu rostro está dibujado sobre humo.

Juande me escribe. Tres días sin respuesta. Varias horas desde mi último mensaje. Escribe:
si,,,parece que si
joder,,si que hace tiempo que me dejaste el mensaje
que tal todo?
Todo de una vez. Y ya no ha escrito más. Estoy durmiendo, o cenando, o en la ducha. Estoy aquí, pero mi mente quiere seguir escribiendo, escribiéndote a ti. ¿Quién eres?

En cinco horas y cuarenta y cinco minutos sonará el despertador; el zumbido más desagradable ideado por el ingeniero menos sensible, engendrado por una máquina inhumana, de acero, entre un grandísimo estruendo. Allí lo educaron, en la industria china, para ser odiado cada mañana. Ahí está, sobre la mesita, tranquilo, sereno, leyendo esto, y con el pequeño círculo verde encendido, acechando, esperando su momento de protagonismo diario.

Voy a dormir. Buenas noches.

9.11.08

Silencio

Silencio.
Silencio, que en la cama del amante la magia duerme poco.
Silencio.
Silencio, que se asusta el aire, silencio.
Silencio.
Silencio, que se calle el aire, que quiero escuchar esos versos;
de nuevo en sus labios.
A. Sanz

1.11.08

Hacer daño

¿Soy capaz de hacer daño con mi actitud? ¿Me dedico a absorberle la alegría a la gente? A veces me sorprendo a mí mismo haciéndolo. No sé la razón, pero me gusta rodearme de gente alegre, feliz. Yo quiero ser como ellos. Yo soy triste, y necesito beber de su alegría para no serlo. El problema viene de que cuando se bebe mucho, la fuente se seca. Secar la alegría de la gente. Es hacer daño a la gente con la que estás más tiempo, con la gente que más te quiere. Noto, como con el tiempo, la gente de mi alrededor se va volviendo triste, va perdiendo la ilusión, y no sé si es debido a esto o debido a alguna otra causa externa. De todas formas creo que mi presencia influye mucho en ese sentido. ¿Qué debo hacer? Pedir perdón no sirve de nada cuando a una niña feliz le arrancas la ilusión de por vida a golpe de hiperrealidad pesimista. ¿Soy un punto negativo en la sociedad, en mi entorno? ¿Ayudo a alguien? ¿O sólo soy un parásito que se alimenta de la felicidad de los demás? Me gustaría mucho volver atrás y no conocer a esas personas, y dejarlas en el mundo vivir su vida, continuar su trayectoria, ser felices, sin mí. Sin el lastre de conocerme y quererme. ¿Puedo evitarlo? No lo sé. Cuando me doy cuenta ya es demasiado tarde, el daño ya está hecho.

21.10.08

21.X.08 Cenizas

Usar el blog para desahogarse no es tan malo ¿no?

Cientos de horas entregadas a una causa muy dura, luchando por miles de compañeros, día a día, buscando lo mejor, lo más justo para ellos, enfrentándote con tiranos, ogros, personas con coeficientes altísimos, tanto intelectuales como de infelicidad. Inteligentes infelices, odian todo cuanto tocan. Ahí estamos, luchando contra ellos, y sabiendo que a pesar de todo el tiempo, de todo el esfuerzo, nadie te lo agradecerá nunca. Porque siempre hay quien da más que tú, porque siempre hay quien aun haciendo menos consigue más, porque siempre hay quien... siempre hay alguien mejor, y sólo se ve al mejor. Eso lo sé, pero no me importa. No me importa lo que la gente opine, hago lo que creo correcto dentro de mis posibilidades.

En casa. Llegas y te encuentras a quien quieres con la música altísima, a pesar de que le has pedido varias veces al día durante muchos días que la baje, hasta la has bajado tú cuando ha salido. Encuentras luces encendidas sin motivo alguno, las apagas, y esa persona no se da cuenta, y lo vuelve a hacer. Encuentras a esa persona fumando, con un cenicero lleno de colillas, lleno de ceniza, en la puerta de al lado. Sabe que no soportas el olor a humo, sabe que te dan arcadas las cenizas y las colillas amontonadas. Dice que te quiere, es una persona tolerante, alternativa, respetuosa con el medio ambiente... pero, a pesar de haberte prometido que no fumará dentro, que saldrá a hacerlo, lo hace, y cuando llegas y todo huele a humo, a tabaco, cuando llegas destrozado de un duro día, y ves humo atravesando la puerta de tu cuarto, vibrando con la música que ensordece, cuando te encuentras con eso, ella te mira, y como si no se percatase absolutamente de nada te sonríe y te dice: "¡Hola!" en un grito ahogado por la música.

Entonces recuerdas los momentos en los que con el atrevimiento de una niña pequeña te ha echado el humo en la cara, y como la quieres, no dices nada. Pero después piensas,

¿me respeta tanto como dice?

18.10.08

Bruma invisible

Es de noche, pero el ruido de los coches en la calle aún permanece; sábado, gente yendo y viniendo de lugares interesantes o vulgares. Como siempre, inmóvil en la maltratada silla fabricada en serie con los materiales más baratos, escuchando, observando en silencio, acechando al mundo. Esperando que algo suceda, que alguien llame y diga: "Hola, no me conoces, pero estoy enamorada de tí. Te quiero". Y seguidamente cuelgue, empujándome al precipicio de varios años de intenso amor secreto hacia una persona que nunca he visto. Al final sólo sería el recuerdo de un sueño, tan feliz y real, que haría a cualquier triste alma aferrarse a él con uñas y venas candentes.

Las noches son cuando nuestros fantasmas nos hablan, cuando nuestro reflejo en el espejo se ríe y no sabemos de qué; son confusión, ambigüedad, libertad. Noches de deseo, de fuego, de búsquedas infinitas, peregrinajes al interior de la mente; y del alma.

Todo en mi mesa es blanco o negro, excepto una vela vieja que se apoya como una araña de patas de cera verde endurecida; y un post-it con instrucciones para una persona que despertará en mi cama mañana, con mi rostro y mi nombre, pero que no seré yo. Tendrá mis recuerdos, pero le restará importancia a los pensamientos que hoy me hacen enloquecer.

Desde aquí puedo ver el cadáver de una estrella de mar colgando de la pared, y un muñeco de madera congelado en mitad de un precioso baile.

Escribo cuando estoy difuso, cuando no sé quién soy; escribo cuando quiero hablar conmigo mismo, escribo de las cosas que verdaderamente son importantes, del cariño, de la sensibilidad, de la gente amada. Escribo ahora porque me siento protegido entre los muros de ladrillo, con el manto opaco de la oscuridad, con el silencio, en un momento atemporal. Es cuando mi alma sale fuera de mi cuerpo y puedo tocarla, puedo sentir las cosas a través de ella, todo es tan hermoso...

16.9.08

16.IX.08

No. Ya no. El pasado ha quedado atrás, en el presente ya no hay nada, sólo recuerdo. Ya no es nada, hoy lo he sabido, al estar cerca, a menos de un metro, al sólo interponerse entre nosotros una persona, una butaca. Su perfil afilado, sus ojillos como ametralladoras de puñales, su pelo, ennegrecido por alguna causa oscura... ya he comprendido que no es que ella ya no sea ella cuando era ella; sino que sigue siendo ella, eso es. Es ella. Y por eso ya no, no. Me alegro, me alegro de que las cosas sean así, me alegro de estar así, de ser así. Ya no me hace falta hablar, ya no me hace falta nada de ella. Estoy seguro, y estoy tranquilo, relajado, estoy bien. Estoy bien.

15.9.08

15.IX.08

¿Por qué me alegro? Sólo me ha saludado, "adiós". Una palabra, dos sílabas, un golpe de voz, cinco letras y una tilde, quizá exclamaciones, y una mirada; directa, profunda, como no había pasado en años. ¿Por qué? Suponía que no me importaría nunca más, ¿por qué me importa? ¿Por qué me ha afectado? No sé lo que he sentido, pero el sólo hecho de haber sentido algo ya niega aquella antigua afirmación. Ni siquiera sé si me gusta haber sentido o no, así que ni se me ocurre pensar en qué he sentido, por si acaso. Estaba diferente, diferente a como era cuando era diferente de como era. Y el sueño quizá quería decir algo. A ver cómo acontece todo, dejaré hablar al tiempo, ahora estoy dispuesto a escucharlo.

31.7.08

30.VII.08

Me voy de Algeciras. Quiero mucho a Nieves.

18.7.08

La historia de las cosas



13.7.08

* rqfrmncaoae


Si me preguntas por mis viajes te diré:
sé de lo que huyo pero ignoro lo que busco


*

5.7.08

El diario de Noah

Hace muchísimo tiempo que no lloro tanto. Me escuecen los ojos. Hoy he decidido ver esta película.

Amor. Mi historia con quien ya sabéis estaba enterrada, sepultada tras años de esfuerzo y dolor. Pero nunca es suficiente el olvido que se le pone encima. El primer amor nunca se olvida. Y tengo miedo de que esto sea verdad.

Hay muchas escenas, y sobretodo emociones, que salen en la película, que me han evocado y transportado a otra época y a otro lugar.

Envejecer juntos. Eres la única persona junto a la que he querido envejecer. Estoy esperando en nuestra casa blanca con ventanas azules junto al lago...

esperándote...

27.6.08

Se va

Probablemente esta ha sido la última vez que la he visto siendo ella. Después habrá cambiado y tendré que, en cierto modo, reconocerla. Ha sido una despedida. Hemos dicho "hasta luego". Un "hasta luego" muy forzado, casi impuesto por nuestras respectivas mentes.

Me alegro muchísimo de conocerla, y de que me conozca. De que nos conozcamos. Tres años, tiempo que no es seguido, sino roto brevemente por malentendidos. Me ha vuelto más maleable, más sensible y más profundo.

Empieza una nueva etapa de su vida. El violín y la guitarra empañan mi corazón, y lo preparan para el llanto. Una parte de mí se va, y una parte muy importante. No debo estar triste. Hay teléfonos, internet, cartas y viajes baratos.

Un abrazo muy largo desde fuera en el que su corazón ha golpeado el mío con su pulso acelerado. Se va y corre, corre hacia su vida y hacia su futuro. Me siento como debe sentirse un padre, y como debe sentirse un novio cuando su novia se va, y como un hermano. Creo que esto es amistad.

Un beso Nieves, buen viaje.

24.5.08

24.V.08

Noche de tormenta; solo, aislado del mundo sin móvil y sin Messenger. Reflexivo, con el trabajo de Composición en la cabeza pero no en el papel, teoría del caos y arquitectura.

Veo el reflejo de mi cuerpo en el cristal, tal y como lo ven los vecinos de enfrente, iluminado por la luz cenital del salón. La luz que se derrama desde arriba marca mis músculos haciéndome parecer más fuerte, y el naranja de la pared, de fondo, me hace parecer más gordo.

Esta noche, mientras el viento arrojaba las gotas de lluvia contra la ventana, y los relámpagos tornaban fugazmente el cielo oscuro de azul pálido, he decidido ver “La insoportable levedad del ser”.

Historia de amor y sexo, ambientada en la Praga del 68, aquellos sí fueron tiempos convulsos. Juliette Binoche, fantástica, al igual que en “Chocolat”, estoy enamorado de esta actriz. Es una película muy recomendable.

La soledad me pone tenso. Estoy inquieto, no tengo la sensación de estar solo. Todo me resulta tan familiar (estoy en mi casa) que el contraste entre saberme solo y estar en casa me desorienta.

Palabros y más palabros. Voy a seguir con el texto que quiero terminarlo esta noche.

20.5.08

20.V.08

Hace mucho tiempo que no escribo, y que no pienso. Al menos que no me paro a pensar sobre algo.

He estado sumido en la corriente del tiempo, dejándome llevar, por inercia, no he sido dueño de mis actos durante semanas. Vago, vagabundo, somnoliento...

Ahora parece que vuelvo a mí. Poco a poco recobro la presencia de ánimo, las ganas. Y me paro a pensar y no sé qué es lo que me ha hecho despertar de este sueño despierto. Quizá sea el odio hacia algo, el ver que el curso se me va de las manos, que los suspensos se avecinan rápidamente uno tras otro. Quizá haya sido ese 2'7 en Estructuras I, dios. O quizá sea el tiempo, el sol, que me ha renovado la vida que he gastado durante el frío del invierno.

Lo que es cierto, es que soy más consciente de mí mismo, reconozco mis manos, ya sí forman parte de mí, son yo, mi cuerpo, materia irreal con el frío, ahora se hace sentir con el calor. Mi mente despejada, crítica de nuevo.

Quizá haya sido esa noche en el Funclub, o quizá esa otra con Juande en la Alfalfa. Hablar con la gente sobre mí, y no sólo hacerlo a solas, conmigo mismo.

La gente, ¿soy yo así?

A veces me pregunto que si es bueno pensar en mí. Creo que pienso demasiado. También me pregunto si es correcto hablar sobre mi vida al mundo, en este blog. o sé si debería escribir mis impresiones sobre las cosas, no interesa a nadie, supongo. Pero ¿qué voy a contar? No hay nada de lo que esté tan seguro como de lo que siento, de lo que pienso, porque sale directamente desde mí. Lo demás puede estar equivocado ¿no?

Hablar sobre las cosas que pienso, creo que me ayuda. Y escribo para relajarme, para tranquilizarme y quitarme un poquito de estrés. Escribo por mí, no por ti. No escribo para satisfacerte, sino para satisfacerme a mí. Si no te gusta, no leas; pero si te gusta, mejor. Jaja. Al menos sé que a cierta criatura del noreste de España le gustan estos textos raros, aunque no sé por qué.

La pregunta de siempre: ¿múltiple personalidad o adaptabilidad a las circunstancias?

14.4.08

1+1≠2

Leyendo un poco sobre la teoría del caos, y sobre la Navaja de Occam de la que se ha abusado muchísimo desde siempre, me di cuenta de un detalle. Las matemáticas son falsas, todas ellas, porque la utilizan sistemáticamente.

Hablando con una amiga sobre relaciones de pareja, discutíamos sobre si una relación se constituye por dos entes que se unen, o por un ente nuevo formado a partir de dos entes anteriores. También hablamos de las relaciones entre los entes, de que no sólo son dos entes unidos, sino que lo que hay enmedio, también es importante, muy importante. Por ejemplo no es lo mismo un cuadrado y un triángulo si uno está junto al otro que si uno está dentro del otro, tampoco da igual la escala relativa... en definitiva, todas las relaciones que puedan establecerse entre entes, son tan definitorias del conjunto como los entes mismos.

En el caso de las matemáticas, 1+1 representa dos entes, unidos por algo, y también representa ese vínculo o vínculos, con otro símbolo +. Pero al filtrarlo por el =, aplicamos la Navaja de Occam, y nos quedamos en 2, ya hemos perdido todas las relaciones. Hemos perdido mucho, mucha información sobre el conjunto. No podemos sumar personas con manzanas.

¿Qué opináis? Simplificar en ocasiones es útil, pero si se toma esta medida como costumbre, perderemos información, calidad, complejidad...

22.3.08

Mi primer beso

Mi primer beso fue con el amor de mi vida. Fue el momento más bonito de mi vida; precioso. Habíamos estado hablando, sentada ella en un sillón verde y yo a su lado en una silla. Hablamos de temas muy íntimos, de miedos, de experiencias, de cosas que nos hicieron llorar. Estábamos allí, llorando uno junto al otro. La quería tanto... nos abrazamos. Íbamos a irnos de aquella casa cuando, justo antes de abrir la puerta, con una luz muy débil, nos abrazamos de nuevo, empezamos a besarnos en la cara, aún con lágrimas. Nunca olvidaré el sabor de sus lágrimas derramadas por su cara. Le besé los ojos, quería besarla a toda ella, a toda a la vez. La amaba. Poco a poco mi boca fue recorriendo su rostro. Y le besé los labios, casi sin tocarlos, fue una caricia, los noté secos, suaves, preciosos, me parecieron pétalos de rosa. Al hacerlo agaché la cabeza y susurré: "me he pasado", pensaba que la había cagado, que me había sobrepasado... y entonces ella me besó. Nos besamos, abrazados, en la oscuridad, y con los ojos llenos de lágrimas. Su boca sabía a cielo, sus mejillas sabían a sus lágrimas. Preciosa, era preciosa, es preciosa. Recuerdo que en un momento, tras el primer beso, le dije algo muy bajito, y llorando, la besé. Seguimos besándonos hasta que nos quedamos sin aire, sin saliva. Después nos fuimos.

Lo que le dije fue: "sé que esto va a joderme el resto de mi vida". Han pasado tres años y trescientos cincuenta y seis días.

21.3.08

Viernes Santo en Sevilla

Hoy he dormido abrazado a un cojín, casi no he pronunciado una palabra en todo el día, y no lo hubiese hecho de no haber sido por la llamada de mi madre. He visto dos películas, π, el orden del caos y American Beauty. He hablado por messenger con alguien, pero muy poco tiempo. No he cocinado y no he hecho ninguna foto. Tampoco he salido a la calle.

Me siento deprimido, aunque a decir verdad tengo una ligera sensación de paz interior ya que acabo de ver la última película de las dos. Es la hora de irse a la cama. Soledad. ¡Cuánta razón tenías! Mucho más madura que yo en su momento, respondías "soledad" cuando yo respondía "oscuridad". Cómo hemos cambiado. Sí, te lo escribo a ti.

Cuando estoy mucho tiempo sin hablar con alguien me vuelvo melancólico, filósofo, más sensible. Parece como si pasase a formar parte de otro mundo, del mundo de las cosas. Las entiendo, me integro con ellas. Cuando hay más personas estamos por un lado las personas y por otro todo lo demás; pero cuando estoy yo solo es absurdo seguir manteniendo esa distinción pues las cosas sólo cuentan con una interpretación posible: la mía. Y por tanto son tan yo como yo mismo. Me encuentro en sintonía, en armonía, con la materia que me rodea. Este papel, y la tinta, están hechas, al igual que yo, de la misma materia danzante del universo.

Ahora la división que se hace más efectiva es el aquí y el allí, el adentro y el afuera. No se trata de cualidad, sino de posición. Escucho a la gente en la calle, pero sólo son un murmullo lejano. La escena es esto, es donde estoy, este universo cerrado por los muros de ladrillo. Esto soy yo en este momento, esto y mi recuerdo.

Uno no coge igual el lápiz cuando está solo a cuando está acompañado. Cuando estás solo actúas casi sin filtros, tal como eres en realidad, sólo estás tú ante tí mismo. En cambio cuando nos movemos en sociedad nuestra actitud y percepción se complejizan con infinidad de filtros, y la realidad ya no es sólo una, sino que es la suma de todas las realidades de cada persona.

Es curioso, cuando empecé a escribir esto me sentía tremendamente solo, pero ahora me siento acompañado, siento tu compañía. Gracias por estar ahí, buenas noches.

7.3.08

Viernes 7.III.08 2:40

Estoy un poco "drunk". He estado con unos amigos en el parque de Maria Luisa acompañado por la señorita Cutty; puede decirse que me ha seducido hasta el punto de estar acompañándome aquí ahora, y todavía por muchas horas. Escribo porque, de camino a casa, he estado pensando algunas cosas. Dos cosas para ser exacto.

La primera y más importante es un mensaje para M.R.H., y dice así: Sé que lees este blog, pero nunca escribes nada, sólo en el post anterior, que trataba de ti. Pues que sepas que no eres nada para mi; miento, para mi eres un recuerdo, una serie de imágenes, de la que aprendí. Pero aparte de eso no eres nada. Estoy enamorado del amor, y no de ti. A esta conclusión he llegado acompañado de Cutty, que ayuda a pensar bastante bien en los sentimientos de uno. Pues eso, que no eres nada, sólo humo. Una antigua y obsoleta posibilidad de que el amor existiese en mi vida, algo roto. Una línea en la realidad rota, que no llegó a nada, de la que aprendí mucho no en su momento sino después, cuando dejé de estar embriagado por tu perfume. Quiero que lo sepas, y quiero saberlo yo, por eso lo escribo, para recordarlo.

La otra cosa que estaba pensando por el camino es de menor importancia, relacionada con la primera y dirigida a mi: Tejada, al estar con Cutty probablemente no puedas recordar mañana ninguno de los motivos de los que te han llevado a escribir esto; pero no borres ni una coma. Es la verdad, la verdad que escondes con tu conciencia, con tu visión de la realidad. Pero detrás de esta visión, detrás de esta voluntad, está esto: no la amas; y eso te duele, porque durante muchísimo tiempo fue un pilar fundamental, fue lo único que te mantenía en pie en este mundo, aunque sólo fuese el hecho de pensarla, y aunque no la tuvieses. Por eso te digo esto. Ella no existe, es un recuerdo, humo, nada. No pretendas recordarla porque no puedes, ya no es real.

Nadie está obligado a contestar a esto si no quiere, excepto ella, que se dará por aludida; sobretodo al ver sus iniciales otra vez publicadas en la red de redes aun después de haberme mandado a su novio por apariciones anteriores... pues eso, quiero saber si lo has leído.

Al resto de personas; o mejor dicho, al resto de entes, un beso, y buenas noches.

12.2.08

Hoy la he visto

Me estoy preguntando por qué estoy escribiendo acerca de esto pero siento la necesidad. Era muy temprano, iba con mi bici hacia la escuela por el carril bici de Reina Mercedes. A la altura de la escuela de aparejadores me he cruzado con otra bicicleta, no la he visto hasta que estaba ya muy cerca. Ella ya me había visto. Inconscientemente he dejado de pedalear, pero seguía avanzando a gran velocidad. Cuando nos hemos cruzado los dos hemos girado la cabeza, mirándonos y sin decirnos nada, ni un gesto en la cara, ni un ápice de ningún sentimiento, ninguna expresión. Ni un resquicio de humanidad, de calor. Estaba triste, no enfadada. Triste y cansada. Siempre fue muy fuerte, y me ha sorprendido las últimas veces que la he visto, desde hace un año, con gesto y ojos tristes y cansados. Me pregunto si está bien. Ha pasado a menos de un metro, si hubiese alargado la mano podría haberla tocado, pero la velocidad y el recuerdo nos separaba como si entre nosotros hubiese un océano. Por un instante, cada uno de nosotros ha huido hasta lo más profundo de su alma, para alejarnos aún más de la posibilidad de encontrarnos, de la posibilidad de sentirnos. Ha pasado con un pañuelo en el cuello, el pelo recogido y postura encorvada debido a la bicicleta. No he visto ni odio ni rencor en su mirada, sólo tristeza. Estoy seguro que de haberse prolongado más de una milésima ese sentimiento, ambos habríamos llorado, pero no sé decirte por qué. Creo que nuestras almas, y no nosotros, aún tienen algo pendiente, y tarde o temprano volverán a encontrarse.

9.2.08

Donde la ciudad acaba

.
Hemos llegado?

No aun no

Pero cuanto queda?

No mucho

Trankilo, hoy veras donde la ciudad acaba y la tierra se pliega, donde existen infinidad de posibilidades y no hay ninguna, donde el mundo termina y el poder acaba, donde no existe capitalismo pues esta en el suelo, donde......

Pero eso que es?

Es un vertedero......


29.1.08

Semana Cultural 08 ESPACIO PROTEGIDO

Se acaba de cerrar el programa de la Semana Cultural 08 "Espacio Protegido", que por si no lo sabéis, es una semana en la que se hacen muchas actividades relacionadas con la arquitectura, organizada por estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquietectura de Sevilla, donde estudio.


Os agrego el programa en PDF. Echadle un vistazo, seguro que hay algo que os interesa.

19.1.08

2007 video

Pues un vídeo que he hecho con fotos que tenía por aquí por el ordenador, hechas en 2007, gente, lugares, experiencias... a ver qué os parece.


video

10.1.08

Hoy por la mañana

Acostarse de noche para levantarse de noche. Vida en la ETSA de Sevilla, o en la ESTA, como prefieras llamarla.

Los del Afuera son unos cracks, o eran. El número 1 del año 0, recopilatorio de todos los años que llevan dibujando cómics, con anécdotas, sucesos y demás de la ESTA de Sevilla. Ha salido a la venta esta semana. Esperemos que sigan así. Desde aquí mis felicitaciones.

Me complace escribir de nuevo, y llevaba tiempo queriéndolo hacer, desde que Isa me comentó que de vez en cuando entraba aquí y que leía (y lee) lo que escribo.

Porque para escribir por estos lugares es un gran aliciente saber que alguien te lee, y puesto que nadie es muy dado a comentar... pensaba que nadie me leía. Pero ya sé que no es así. Al menos hay una persona, que además es especial para mi, que ya lo hace, gracias.

Os animo a todos los que leéis blogs que comentéis, aunque sea sólo para saludar. Siempre es una grata sorpresa ver un comentario en tu blog.

1.1.08

Amanecer del 2008

Me he despertado a las cinco de la tarde. Hoy he visto amanecer, como todos los uno de enero desde hace años. Ha sido una noche extraña, como todas las noches en las que empieza un año y termina otro, una mañana en calma, como en todos los momentos que preceden un gran cambio. El 2007 ha acabado, y se ha cerrado. Ya sólo permanecerá en el recuerdo, un año. En cambio, ha nacido una esperanza, una página en blanco, un nuevo año en el que mejorar y hacer más cosas y mejor.

Reflexión es la palabra con la que describiría esta noche y esta mañana. Y con silencio el amanecer.

El amanecer de un año siempre es un momento mágico. Intento rodearme de mis mejores amigos, de personas relevantes en mi vida, y cada año hay unas u otras, y algunas que están siempre. Este año sólo ha estado Juande. Sólo hemos ido dos. Ha sido un duro golpe para la moral. Hacía frío encima del cerro, desde la muralla del castillo se veía toda la campiña y las luces de los pueblos parecían estrellas es una oscuridad casi total. El coche nos protegía del frío, del viento, y de los miedos de la oscuridad y los fantasmas del castillo.

Hemos hecho balance de un año complicado, un año que ya en sí es cambio, en el que han pasado muchas cosas y que más aún podrían haber pasado. Proyectos empezados que no se terminaron, muchos. Juande ha hecho balance negativo, y yo positivo. Nuestras son diferentes, pero seguimos muy conectados.

Balance positivo para el 2007, pero con un sabor triste, como recordando lo que podía haber sido y lo que fue... en el 2008 podremos arreglarlo. Amigos que van y vienen, mentalidades que se distorsionan, ideales, valores, jerarquías en la mente...

Ver el amanecer de un año y ser consciente de ello es algo muy profundo. Estás ahí, sabiendo que el resto del mundo duerme o está borracho, en un sitio especial, en un lugar que siempre es el mismo, como el menú de un videojuego desde el que vas haciendo diferentes pruebas, cada prueba es un año. Y cada año vuelves ahí, al castillo, a la puerta derruida, a las piedras amontonadas hace siglos por los hombres, para encontrarte contigo mismo, con el Tejada que hace un año estuvo allí, y hablar en silencio. Observar los pájaros, las nubes, los árboles, todo en calma, silencio, parece que el tiempo se para. Es un pico, el extremo entre la deceleración del tiempo en el año que termina y la aceleración en el que comienza. Reordenas tu mente... o al menos eso pasa por mi cabeza.

El 2008 ya está aquí. Y el Tejada del 2007 estará esperando un año al del 2008 para que le cuente cómo ha ido el año, y qué cosas han cambiado.

Foto: Juande