Este blog ha sido abandonado. En 15 segundos se te redirigirá a mi nuevo sitio en internet: www.ftejada.es

16.12.07

El refugio idealizado de la libertad

Ayer estuve en un lugar extraño, oscuro, divertido, y emocionante. La entrada estaba llena de bicicletas atadas a los árboles, a las farolas, a los barrotes de las ventanas, muchas bicicletas, y la mayoría eran de paseo, bonitas.

En la puerta había algunas personas, una de ellas con una peluca verde claro, me pareció divertido, y seguimos entrando. Atravesamos una pequeña sala en la que había una mesa con papeles y seguimos adelante. Las paredes estaban desconchadas, y más que cuadros, lo que había eran frases, ideologías, manifiestos… de gente importante, de filósofos, artistas, pintores, políticos…

El centro del lugar era un espacio semicubierto, desde el que se podía ver el cielo, las estrellas, y era donde se congregaba la mayor parte de las personas que anoche fueron allí.

Al fondo, había una gran habitación con un escenario, y varias personas estaban subidas, sentadas con sus guitarras, esperando impacientes mientras la gente se amontonaba delante de ellos en la oscuridad. Todas menos una, que tenía la cabeza afeitada.

Nadie me preguntó quién era, nadie me interrogó, nadie me dijo “no puedes pasar”; sólo sonrisas, y alguna palabra cariñosa, como en familia. La gente se mostraba amable, sin conocerme de nada.

Me divertí, escuché y leí cosas que me hicieron pensar, que todavía me hacen pensar, que me harán pensar, y que ya pensé antes de ir allí; por eso me gustó, porque aunque son cosas que creo muy simples, nunca oí a nadie cantarlo; ni hablar abiertamente de ello. Me sorprendió, y creo que voy a volver, algún día.

Ese lugar es un lugar sinnombre, no tiene, nadie lo sabe. Para ir hay que saber ir. Es mágico, es difícil encontrarlo si no sabes dónde está. Escondido. Lo interpreté como un refugio, un refugio intelectual donde esconderse, o donde reunirse con una libertad más verdadera que en otros lugares o ambientes.

Libertad, ese podría ser su nombre: El refugio de la libertad. Aunque supongo que habrá más como este por ahí.

He leído el texto que acabo de escribir y me doy cuenta de lo pronto que idealizo las cosas, la gente, los sucesos… tiendo a idealizarlo todo. Por eso quiero volver pronto, para aprender más de la realidad que de lo que se invente mi propia mente.

4 comentarios:

F. Tejada dijo...

Si queréis que os lleve pedídmelo

Anónimo dijo...

A mi me encantaría ir

F. Tejada dijo...

Pues yo te llevo

Anónimo dijo...

Parece un buen lugar para perderse lejos de las frivolidades de la vida y reencontrarse con lo que de verdad importa, sería interesante visitarlo. Besos. (Ninfa)

Publicar un comentario

Por favor, intenta utilizar una escritura correcta y clara.